Floris Generica - Eduardo Catalano                               Buenos Aires, Argentina


  
Cuerpo y Construcción Psíquica
Comentario de Graciela V. Consoli

Cuerpo y Construcción Psíquica
La seducción primaria en la relación madre-bebé

Graciela S. Jaimsky
Editorial Continente
Buenos Aires
Año 2008
ISBN: 9789507542442
Páginas 192

Ya desde el comienzo Graciela Jaimsky, nos habla del propósito principal de su trabajo:

…”cuando la madre ejerce seducción primaria en la relación con su bebé, posibilitaría el desarrollo de un cuerpo erógeno en el infans” (pág. 14). Esta es la hipótesis de la que parte la autora para dar forma a este libro que comenzó siendo su tesis de maestría. En él investiga y desarrolla conceptos relacionados con la vida temprana del infans en la dupla madre-bebé.

Nos aclara que lo primario no es una categoría abstracta situada fuera del tiempo, sino que se ubica en las fronteras de “la tópica intersubjetiva”. Es en el intercambio entre madre y bebé donde se origina la formación de lo psíquico. Esta es una relación asimétrica en donde se observa el desamparo inicial del bebé, su necesidad de dependencia, pero también la relación objetal que cada uno de los miembros de esa díada establece en ese primer encuentro.

Hace un buen recorrido y explicación de las diferentes conceptualizaciones sobre el tema que la convoca, especialmente de la teoría freudiana; recorriendo también las teorizaciones de Winnicott y completando con las concepciones de Silvia Bleichmar, a las que se agregan las propias de la autora.

Al referirse al afecto en los orígenes de la construcción psíquica nos muestra qué lugar ocupa éste (el afecto) para el psicoanálisis y su teoría en las diferentes concepciones, haciendo hincapié en las teorizaciones de Winnicott de quien toma la frase de “una madre suficientemente buena”, para postularnos la de “una madre suficientemente sexual”. Esto alude a la concepción de que en el psiquismo materno coexisten tanto las etapas tempranas, en las que se identifica y relaciona con el bebé como un objeto no diferente de ella; como las etapas posteriores, en las que puede libidinizar y relacionarse con él como un objeto no-yo.

El propósito de este libro, nos dice, es el de investigar las características particulares de la madre suficientemente buena en tanto objeto seductor, y este trabajo se apoya en la teoría de la seducción: “La madre en tanto objeto de la auto conservación, regula las necesidades del infans. En cambio, la madre, en tanto objeto sexual, da apertura a las zonas erógenas.” (pág. 61)

Hace una descripción de la teoría freudiana sobre la seducción  con los aportes de Ferenczi y Laplanche. Nos describe el caso de Emma para que podamos ver la seducción con la lente del modelo temporal, y el del Hombre de los lobos, para verlo con la lente del modelo tópico. Finalmente utiliza el caso de Leonardo da Vinci para verlo con la lente del modelo dinámico.

Habla también de la noción de cuerpo y de éste en la relación primaria. Cómo resulta el cuerpo del lado de la madre, y cómo resulta del lado del infans.

En la segunda parte del libro nos informa sobre las principales investigaciones científicas sobre la relación temprana, comenzando por Freud, quien fuera el investigador que “amplió el campo del conocimiento científico sobre el funcionamiento psíquico”. Y continúa con quienes lo han seguido, entre ellos René Spitz; Margaret Malher; Donald Winnicott; John Bowlby; y Daniel Stern.

Pasa luego a explicar la metodología de una investigación y los modos para  enfrentar el mundo empírico. Nos describe qué metodología cualitativa empleó en su investigación, y qué herramientas utilizó para explorar el concepto de “seducción primaria”, y los obstáculos hallados. Centrándose posteriormente, en el tratamiento y la interpretación de los datos, y explicando con una serie de cuadros, de dónde extrajo los elementos teórico -  clínicos que caracterizan la noción de “seducción primaria”.

Finalmente escribe una “carta abierta a los lectores” a los que pide un “último esfuerzo” para que acompañen a la autora en sus reflexiones finales.

Graciela Jaimsky nos muestra que su investigación ha sido realizada con minuciosidad y solvencia, por lo que este libro se convierte en un material de mucha utilidad, tanto para aquellos que les interese especialmente el tema, como también para todos los que ejerzan en psicoanálisis.

Graciela V. Consoli