Floris Generica - Eduardo Catalano                               Buenos Aires, Argentina


  
Psicosomática y Creatividad
Comentario de Graciela V. Consoli

Psicosomática y Creatividad
Terapéutica de la Imaginación Material Dinámica (T.I.M.D)
Susana Rotbard

Lugar Editorial
Buenos Aires            
Año 2011
ISBN: 978-950-892-365-3
Páginas: 312

Tras veinte años de investigación en estatemática, Susana Rotbard nos presenta  este libro sobre psicosomática, creatividad y la aplicación de esta nueva terapéutica de su creación, a la que llama Imaginación Material Dinámica. Como explica su autora esta terapéutica amplía el método psicoanalítico de asociación libre y de interpretación de los sueños.

Uno de los propósitos del libro es el de mostrar un abordaje terapéutico que aporta nuevos recursos para la superación de los obstáculos que aparecen en las patologías con una profunda alteración de la subjetividad y que excede a la conflictiva neurótica.

Utiliza la Terapéutica de la Imaginación Material Dinámica, con aquellos pacientes a los que se les dificulta la asociación libre o que no pueden aportar sueños, los dos pilares del tratamiento psicoanalítico.

Justamente como estos pacientes no pueden sentir o expresar sus sentimientos, la autora recurre a esta técnica para lograrlo. De esta manera se genera una regresión a modalidades perceptivas y de acción, que son sustento de la vida emocional e imaginativa. Regresión ésta que resulta funcional. “La posibilidad de descubrir sensaciones, ligarlas a emociones y poder nombrarlas, vuelve posible retomar un proceso de simbolización que pudo haber sido interrumpido, así como recobrar matices afectivos de vínculos pasados” (pág. 55)

El trabajo terapéutico incluye la exploración y elaboración de producciones (materiales, elaboradas y creadas a partir de diferentes objetos) que posibilitan el descubrimiento y la reconstrucción de significaciones inconscientes.

Al hablarnos de la memoria afectiva, nos dice que ésta abarca no sólo el sustrato neurofisiológico de la memoria, sino también el afecto, la significación de los recuerdos, lo imaginario, etc.

Una de las bases de la TIMD es la de trabajar con la identidad psicosomática, la que se constituye a partir de los vínculos interpersonales en el primer año de vida y en los momentos críticos del desarrollo. “La identidad psicosomática es una trama biológica, psicológica y social, que se gesta aún antes del nacimiento y que está influenciado por factores ambientales”. (pág. 115)

A lo largo de los ocho capítulos del libro, más el último al que llama “Cierre y Apertura. De la contradicción a la paradoja”, muestra su clínica abundante en ejemplos y fundamenta teóricamente el método creado por ella. Y luego de la bibliografía general, se pueden encontrar todas las ilustraciones (fotografías) que nos aclaran esos  casos clínicos expuestos en los diferentes capítulos del libro.

La propuesta de Susana Rotbard es innovadora, comprometida con la tarea que realiza, y nos da la posibilidad de instrumentar esta terapéutica a la hora del trabajo con pacientes psicosomáticos, o con serias dificultades para la expresión.

Indudablemente un libro para tener en cuenta por todos los aportes teóricos, clínicos y técnicos que ofrece. Y tal como dice su autora: “El motor de la creación lo hallamos en el amor que incluye siempre al otro semejante y diferente; el otro es con quien concebimos y de donde nacemos, con quien encontramos una legalidad ordenadora y con quien, interiorizado, creamos. Es por ello que la ampliación de lo imaginario y de la conciencia afectiva, puede darse en un vínculo terapéutico en el que exista el amor al quehacer con el semejante”.

Graciela V. Consoli